Associació de Familiars de Malalts d'Alzheimer del Baix Llobregat
Eusebi Soler, 1, 1r-1a, 08820 El Prat de Llobregat
Tlf. 93 379 00 22 - Fax 93 479 26 19

"Guía de prevención, detección y derivación de malos tratos a personas mayores con Alzheimer y/u otras demencias"

 

La AFA Baix Llobregat edita la primera guía contra los malos tratos en enfermos de alzheimer.

La intención es ofrecer una herramienta que ayude a prevenir y detectar los malos tratos en personas con alzheimer u otras demencias.

 

Ya desde la antigüedad las personas mayores eran respetadas -incluso veneradas- por su experiencia i sabiduría adquirida a lo largo de los años y ocupaban sitios destacados en la política y en la sociedad.

El hecho de llegar a edades avanzadas era un privilegio, ya que la longevidad se contemplaba como una recompensa divina dispensada a los sabios y justos, que sólo se podía conseguir con la ayuda de los dioses.

En la prehistoria era todo un orgullo para el clan o la tribu, ya que los ancianos eran los depositarios del saber, la memoria que los conectaba con sus antepasados, teniendo en cuenta que la historia no trascendía de unos a otros a través de la escritura sino por la transmisión oral que las diferentes generaciones iban explicando.

A lo largo del tiempo la concepción de la vejez ha variado en las diferentes culturas y en las diferentes épocas.

Ya desde la época de los egipcios, 2.450 años antes de Cristo, encontramos textos que dejan constancia de los problemas del envejecimiento; concretamente, uno de ellos, escrito por el visir Ptah-Hotep, sobre el faraón Tzezi en el que dice: “Sus facultades disminuyen, le es imposible recordar hoy lo que pasó ayer. La vejez es la peor de las desgracias que puede afligir a un hombre. Qué penoso es el viaje del viejo”.

Y es que la vejez es una etapa más de la vida del ser humano que ha sido interpretada según el contexto social y cultural del momento y también desde las diferentes etapas políticas, económicas y religiosas en las que las personas mayores les ha tocado vivir.

En nuestros días este colectivo ha emergido con fuerza a causa de su longevidad, sus exigencias e implicaciones en la sociedad, su dinamismo y sus necesidades sociales que en ocasiones pasan desapercibidas por el resto de la población, que no valora el esfuerzo que históricamente han hecho y que durante muchos años también han sido el principal soporte de la familia y el motor de la economía y gracias a su esfuerzo se ha conseguido el bienestar del que actualmente disfrutamos.

Por este motivo, cuando hablamos de maltratos a las personas mayores, aunque es una realidad, a muchos de nosotros nos cuesta entenderlo, pero actualmente es una de las formas de violencia más ocultas y que a menudo tiene su origen en la ignorancia y el desconocimiento y no a causa de la malevolencia.

El silencio es cómplice muchas veces, es un tema tabú y a las personas mayores le falta a menudo información sobre sus derechos. Ser mayor se asocia a la improductividad y la pasividad y se relaciona con un ser dependiente que socialmente se ve como una carga.

En ocasiones el maltratador no es consciente de que puede herir la sensibilidad de las personas mayores, ya sea física o verbalmente -como por ejemplo hablarle de forma irrespetuosa o gritarle por cualquier cosa que, por la edad, la falta de movilidad o por enfermedad, no es capaz de controlar- y tenemos que ser muy cuidadosos con la agresividad que pueden sufrir los ancianos ya sea por negligencia, por no entender la problemática o de forma inconsciente.

A medida que envejecemos podemos desarrollar problemas de salud que provocan disminución de las facultades, de la visión y de la capacidad de razonar, lo cual nos convierte en vulnerables y débiles. Es un problema relativamente frecuente y es difícil, a veces, entender que emocionalmente o verbalmente las palabras y las actitudes negativas pueden provocar sufrimiento y herir sensibilidades.

Hay otras formas de maltrato más graves, que quedan reflejadas y explicadas suficientemente en esta guía que tenéis en vuestras manos, la cual esperamos sea de gran utilidad para todos vosotros.

Aunque parece incomprensible, el maltrato es una realidad y creo que las personas mayores se merecen todo el afecto, respeto y comprensión porqué han dado parte de su vida para que la nuestra siguiese adelante.

Hoy día, a causa del importante aumento de personas en edad avanzada, el envejecimiento de población genera una situación social totalmente nueva desde el inicio de la historia de la humanidad. El reto y el compromiso de todos nosotros es conseguir un envejecimiento satisfactorio, velar por la calidad de vida de las personas mayores y conseguir un futuro más saludable y más digno para ésta y las futuras generaciones.

M. Rosa Giner Quiñonero, Presidenta de l’AFA Baix Llobregat

 

 

Hoy en día no hay en Cataluña ninguna ley específica sobre los maltratos a las personas mayores, es por eso, que los aspectos concretos de estos maltratos están previstos en el derecho penal o en leyes sobre derechos humanos, de la propiedad, de violencia de género o de salud mental.

Mientras tanto, según los datos oficiales, el maltrato a personas mayores ha crecido considerablemente y esta lacra social la tenemos que parar uniéndonos administraciones, entidades y ciudadanía en general.

Desde la Asociación Familiares de Alzheimer del Baix Llobregat queremos dar un paso adelante para hacer frente a estos maltratos y hemos implementado en nuestros servicios un programa de detección de los maltratos a personas mayores con Alzheimer y otras demencias y la edición de la guía que tenéis en las manos, entre otras acciones, pero, queremos poner un énfasis especial en la prevención de los maltratos desde tres perspectivas:

- dando más recursos a nuestros profesionales porque puedan afrontar los maltratos con métodos más eficaces,

- facilitar a los cuidadores de estas personas de las herramientas y los medios necesarios para aligerar la carga y prevenir el agotamiento y la claudicación,

- y formar e informar a la ciudadanía en general de las medidas de prevención recogidas a nuestra legislación, con las cuales podemos evitar la aparición de los maltratos.

Deseamos que esta guía sea un instrumento útil para conseguir reducir o eliminar los maltratos a estas personas mayores, que se encuentran sin capacidad de decisión y que dependen exclusivamente del amor y el respeto, que se merecen, y que nosotros podemos ofrecerlos.

Esther Villegas Luna, tècnica AFA Baix Llobregat, redacció i coordinació de la Guía.